10 años no son nada. Atrio.org LVI

Publicado en por Miguel González

 

aniversario.jpg

 

A cuenta de los 10 años de enredos de Zapatero se ha liado una buena en Atrio.org. Uno de los veteranos ha pedido la baja. Ya son ganas de celebrar las nonadas de un cerozapatero y mucho menos de cabrearse por semejante promotor del pensamiento Alicia. Por lo demás el artículo en cuestión presentado como coartada para el alioli zapaterino es de factura “psociata”, ergo algo totalmente previsible y sin jugo suficiente como para hacer un simple caldo.

 

Estaría incompleta la alusión a los atridas si se quedara en reseñar el abandono de un histórico del lugar a cuenta de fuego amigo. También se ha producido algún episodio más de linchamiento practicado sobre quienes no comulgan con el totalitarismo,  por la vía de las descalificaciones gratuitas y demás falacias “ad hóminem” tan utilizadas en semejante foro de cristianos afectos al socialismo real.

 

Zapatero ha sido (está siendo) un cáncer con metástasis para España por mucho que los sectarios o los estómagos agradecidos,  inhabilitados para discriminar la verdad, sean incapaces de ver el bosque parapetados como están tras el árbol, más bien arbusto o matojo. Y es una pena porque en el PSOE hay al menos media docena de nombres mucho más competentes y mejor equipados intelectualmente (tampoco hay que ser un Séneca para ello) que podrían desempeñar un buen papel en esta crítica hora. Pero así son las cosas y el enroque del susodicho no dará facilidades sino que nos sumirá todavía más en las profundas crisis de todo tipo que aquejan a España.

 

Es la estampa que refleja fielmente al sujeto: ha engañado o pretendido engañar a unos y a otros; a estos y aquellos;  a amigos y enemigos; a propios y extraños. Con diagnóstico de Aznar que pasará a la historia: nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo. Como para celebrarlo.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Comentar este post

Antonio 08/02/2010 08:59



Zapatero es una epidemia para España. Además de incompetente que eso lo saben en su propio partido. 


 


Para mi fue una gran decepción comprobar como cuando un pequeño hitlerito de estos llega al poder de un partido, controla todo, despide, elige y se convierte en un dictadorzuelo intocable. A
partir de ese momento el partido no existe. Y luego vienen a dar lecciones a otros sobre cómo proceder.