Jarrones chinos de todo a cien. Atrio.org LIX

Publicado en por Miguel González

                                               jarrones-chinos.jpg

 

Una excelente metáfora de Javier Bruno que ejemplifica bien lo que defienden los presuntuosos de la ética, la política y la religión, además de retratar a quienes rigen los destinos de España en este momento. ¿Cómo respetar semejante impostura de los cuentacuentos?

 

El socialismo es un fiasco: una máquina de matar y de fabricar miseria en masa. Y además sus promotores han abrazado el capitalismo como vía alternativa. ¡Cuántos árboles talados para hablarnos del inexorable paso de la economía capitalista a la socialista! Pero algunos caza pardillos siguen con su agitación y propaganda. Hasta niegan el carácter al socialismo real y profetizan el advenimiento del verdadero socialismo.

 

Pues bien, los “atridas”, erre que erre pretenden convencernos de que Jesús fue un comunista camuflado. Descartada la mayor, todas sus quimeras quedan en entredicho. Incluso y sobre todo las religiosas.  ¿Cómo tomar en serio a unos sujetos que defienden visiones totalitarias de la vida, que mienten más que hablan, que defienden cuando no patrocinan atrocidades como el aborto?

 

Pues eso, que ha llegado agosto y la tontería, como escribiera Flaubert, también avanza.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Comentar este post

Miguel González 08/04/2010 20:56



Bienvenido Antonio



Antonio 08/02/2010 09:00



Yo les llamaría espantapájaros porque hay cada representación de lo más cutre, analfabeto, incompetente, que tira de espaldas. Parecen la casa de los horrores