Más de lo mismo. Atrio.org LXXXIX

Publicado en por Miguel González

El calumniador oficial del foro sigue con su persecución hacia toda persona que no piense según el totalitarismo imperante en semejante charca. Colmo dice J. Miguel Vallejo, el linchador oficial continúa con sus injurias, calumnias y lesiones de la dignidad de las personas e instituciones. Menudo retrato de cuerpo entero. Pues bien, esa es la línea que el administrador de semejante bodrio le interesa mantener. ¿Estará más pendiente de la cuenta de resultados? Vivir para ver. 

 

CALUMNIA QUE ALGO QUEDA

 

Mientras tanto se continúa con el acoso y derribo del osado que pretende que tengan cabida opiniones que se salgan del guión progre. Nada que tenga que ver con la verdad tiene cabida en ese antro, J. Miguel Vallejo, eso es un espacio más para mayor gloria de la agitación y propaganda de la progresía andante, que fíjate si será progresista que a la liquidación de inocentes la consideran un derecho.


Son cuatro, están en desbandada, les quedan dos telediario: están nerviosos y van a la desesperada. Ni debate, ni ideas, ni valores: pura propaganda, ataque constante a la Iglesia a la que odian, desprecio a sus dirigentes. Esa es la hoja de ruta. Eso es lo único que encontrarás en sitios así. ¿Qué decias de respetar las diferentes opiniones? No están por el diálogo sino por la imposición. Y, claro, es patético ver cómo un grupúsculo en retirada pretende, con más moral que el alcoyano, imponerse a la mayoría, con la ayuda de los infiltrados teólogos ateos, insultones desvergonzados.

Miguel González

Etiquetado en Aportaciones

Comentar este post

Miguel González 09/10/2010 09:39



Ya se está consumando el linchamiento de J. Miguel Vallejo en Atrio.org.


 


Cuando un foro es putrefacto no se puede esperar nada bueno de él.  No se trata de una propuesta seria y decente de debate sino de una máquina para difamar, insultar e incendiar a la
Iglesia. Para eso nació y en esas están. En ese contexto, todo el que venga a debatir ideas está de sobra porque ellos están en otras cosas y no pueden perder tiempo ni tampoco arriesgarse a que
la verdad resplandezca. Por eso hacen el vació y silencian a las decenas de personas que no comulgan con sus sandeces o que simplemente no están en su estrategia de la mentira y el insulto. Una
plataforma de agitación y propaganda no puede perder el tiempo en debates en los que no ganan nada y además quedan al descubierto sus innumerables agujeros negros.


 


Esa es la realidad.



Carmen Méndez 09/10/2010 08:57



Lo malo se aprende rápido y es verdad que los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz.